Conoce Sparco

Antes de hablar de la línea de calzados de seguridad sparco y sus numerosas virtudes, quizá sea bueno dar un pequeño repaso a sus orígenes y trayectoria, para poder posicionarnos mejor y entender qué se esconde tras estos increíbles productos de su denominada línea TeamWork.

Sparco fue fundada en Torino (Italia) en 1977 por dos jóvenes emprendedores, decidieron dedicar su vida a mejorar la seguridad de los automóviles en las carreras, y es que ellos formaban parte del sector de la competición y tras un grave accidente que pudieron presenciar, les surgió la idea.

Sólo un año después, en 1978, Enrico Glorioso y Antonino Parisi, enseñaron al mundo el primer mono de carreras que podía resistir al fuego durante 11 segundos. Esto sin duda llamó enormemente la atención de pilotos y empresas en muy poco tiempo.

Pasarán cinco años desarrollando e investigando nuevos productos y tecnologías, mejorando sus trajes, guantes, zapatos y cascos para la competición, con un crecimiento muy considerable y un reconocimiento que les permitiría optar a las esponsorizaciones de algunos pilotos de carreras. Nelson Piquet gana el campeonato del mundo de F1 en 1983 y Sparco gana con él, pero este año las cosas siguen yéndoles bien y repiten triunfo junto al Lancia 037 ganando el campeonato del mundo de Rally. La marca italiana está en racha y los aficionados y seguidores de la firma siguen sumándose en todo el mundo.

Es en 1990 cuando Sparco toma otra buena decisión, el Tuning. Apostando por el lanzamiento de productos para la personalización de vehículos de calle, cada vez más adectos quieren dar una identidad única a sus coches y para ello cuentan con las innovadoras ideas y diseños de Glorioso y Parisi. Volantes, backets, palancas de cambio, alfombrillas, pedales, llantas son algunos de los productos que más empiezan a verse instalados en coches de todo tipo.

En 1999 Sparco se mete de lleno en el mundo de los Supercar con el nacimiento de Sparco B2B. Adquieren el departamento de materiales compuestos de la empresa Simbi-Stampal y llevarán la tecnología del carbono a un siguiente nivel consiguiendo encumbrarse como proveedores oficiales de asientos deportivos para estos Supercar. Una perfecta fusión entre seguridad, tecnología y estilo.

Durante los 3 años siguientes el desarrollo tecnológico sobre el tratamiento del carbono se convertirá en su principal herramienta de producción, materializando colaboraciones con Bugatti, Lamborghini, Bentley, Ferrari, Maserati, Alfa Romeo, AMG y Toro Roso entre otros, Sparco está a la cabeza del presente y el futuro y los coches más rápidos y exclusivos son equipados con sus productos.

En 2009 el Sr. Aldino Bellazzini se convierte en el accionista mayoritario de la firma italiana y centra todo su potencial estratégico en la innovación de sus productos. Innovación y seguridad es la firma fundamental de Sparco y ningún producto saldrá al mercado sin cumplir estos dos principales objetivos. Ahora más que nunca.

En 2010 Sparco cuenta con más de 350 empleados, repartidos en 5 sedes en 3 continentes. Volpiano y Leiní (Italia), Irvine (US), Sao Paulo (Brasil) y Grombalia (Túnez). La red de distribución alcanza los 60 países en todo el mundo y empiezan las colaboraciones más importantes con fabricantes y equipos del MotorSport, cómo McLaren, Williams, Lotus, Virgin, Peugeot Sport, Audi Sport y Mercedes AMG. El departamento B2B obtiene una nueva certificación de calidad y son orgulloso líder en el mundo del automóvil.

En 2011 Sparco crea las nuevas etiquetas de garantía BSparco y Boriginal, para distinguir de forma más clara las identificaciones de sus productos. Es la expresión de la más alta calidad, excelencia, innovación y originalidad nunca vistos, Sparco levanta pasiones y sigue de forma firme su increíble crecimiento.

En 2012 Sparco vuelve a superarse, Ergo Sparco, así llaman al nuevo mono de competición capaz de adaptarse al cuerpo del piloto en posición de carrera, lo que confiere una mayor comodidad de conducción. Este nuevo diseño evita el exceso de tejido en el vientre y el pecho del piloto, mayor visibilidad para los logos de los patrocinadores eliminando la cremallera frontal y mayor seguridad, las cadenas de extracción son más visibles gracias al bordado en contraste. No hay quién los supere.

En 2013 cuando sus principales competidores creían que Sparco ya no podría presentar al mundo un nuevo producto revolucionario, aparecen con una nueva tecnología bautizada como Hocotex. Un tejido reticular inspirado en los nidos de abejas capaz de aportar una mejor respiración del cuerpo al tiempo de una mayor protección contra el fuego. Un concepto que combina en una sola capa de tela lo que hasta ahora se conseguía con varias capas unidas en modo sandwich. Un tejido mucho más ergonómico y formidablemente cómodo para los pilotos. La tecnología patentada Sparco Hocotex™ deja sin aliento tanto a usuarios como a competidores y colocan una vez más al monstruo italiano en la cumbre del desarrollo de productos para la seguridad en la competición.

En la actualidad Sparco sigue ampliando sus posibilidades, el sector creciente del mundo de los gamers no podía quedar atrás sin la presencia de esta firma, volantes, pedales y asientos Sparco para jugadores, algo así tenía que funcionar, primero lanzaron los modelos de asientos con ruedas Grip, Stint y Comp y con esta jugada el caramelo ya estaba puesto en la boca de los gamers. Pronto darían luz al resto de periféricos, incluyendo su famoso backet regulable diseñado para jugar en la misma posición que los pilotos reales de rally y GT.

Una cosa lleva a la otra y dar la posibilidad de poder equiparnos de Sparco para trabajar parecía casi una obligación. De esta forma nace TeamWork, una línea de prendas y calzados diseñados bajo los criterios y estándares de calidad y seguridad de la firma. Los conocimientos técnicos y los enormes medios tecnológicos desarrollados durante años se reflejan en cada uno de los productos de esta gama, por supuesto el confort y el diseño no quedan en un segundo plano. Tanto es así, que los calzados de seguridad Sparco empiezan a ser demandados por clientes que no necesariamente pretenden darle un uso laboral, sino simplemente poder disfrutar de su calidad y su diseño.